Nómada


Inspiración de la colección “Nómada” Otoño/Invierno 2017/2018, de Lydia Lavín

Esta colección es un homenaje a los migrantes. Está inspirada en la gente que llega a la Ciudad de México en busca de una mejor vida, que proviene de diversos sitios del país, a veces huyendo de la violencia y en otras ocasiones por la falta de oportunidades, con la decisión de vivir su vida en libertad.

Históricamente, México ha acogido a personas de diferentes orígenes, que por distintas razones han llegado a nuestras ciudades y las han hecho suyas, con contribuciones que ya forman parte de nuestra cultura y modo de ver el mundo.

Todos hemos sido migrantes, nómadas, en algún momento de nuestras historias. Más allá de las fronteras físicas y la legalidad, lo que por años nos ha movido a emprender esta travesía hacia un lugar nuevo -y en muchos casos desconocido- es la posibilidad, el anhelo, de desarrollarnos plenamente, de alcanzar la felicidad.

Pero ser nómada no implica ir en búsqueda de un lugar físico, por por el contrario, es una exploración del sitio personal e íntimo en el que aspiramos habitar. Una vez ahí, será este nuevo lugar en el que constantemente empezaremos de cero: donde trabajaremos, conoceremos a nuestra familia y haremos nuestra vida hasta que decidamos volver a viajar.

En este momento de rechazo a la figura del migrante, y ante deportaciones de mexicanos de Estados Unidos hacia México, hemos emprendido la tarea de conectarnos con el tema y presentar una visión dignificada de nuestros compatriotas.

La colección, a su vez, está trabajada con artesanos que han migrado de sus comunidades y habitan en la CDMX con el propósito de comercializar sus productos en diversos puntos, mercados, bazares y casas de cultura de la Ciudad.

La colección presenta una visión cosmopolita e incluyente de la influencia que todo tipo de personas tienen en esta ciudad, sin importar el color de su piel, origen, preferencia sexual y creencias.

Colorido:
El colorido de la colección está basado en el Pantone que hemos creado de la CDMX y que representa una síntesis del color que abarca sus grupos humanos y el colorido de zonas y barrios más representativos.

Siluetas:
Nos hemos basado en s iluetas minimalistas y destalladas ( oversize) así como el tema del uso de prenda sobre prenda, emulando un look más nomádico.

Materiales:
Algodones, casimires de lana de producción nacional y telas fluidas de seda, microfibras, plisados , efectos de teñidos y tejidos de punto componen nuestra muestra rica en texturas y para utilizarlos de forma mezclada.

El rebozo de Tenancingo y los bordados de 6 comunidades indígenas se utilizan de manera importante en las prendas.

Zapatos:
Se usará calzado de Brantano, marca mexicana producida en León Guanajuato.
Así como calzado de nuevos diseñadores mexicanos de la CDMX.